La República de Panamá, debido al Canal interoceánico y a sus importantes puertos en el Atlántico y en el Pacífico, constituye un punto de tránsito obligado para una gran parte de la flota mercante mundial; ello, aunado a la existencia de dos Tribunales Marítimos especializados, convierten a Panamá en una de las jurisdicciones más efectivas y económicas para ejecutar reclamos marítimos, aun cuando los mismos no tengan relación alguna con la República de Panamá, ya que la jurisdicción y competencia en éstos casos se adquiere por virtud del arresto de la nave (Forum Arresti). Este procedimiento es expedito y se puede efectuar durante las 24 horas del día, los 365 días del año.